ARTE COLOMBIANO

 

LAS BUCÓLICAS NOSTALGIAS DE

FERNANDO BOTERO

Fernando Ureña Rib

 

 

 

 

 

FERNANDO BOTERO  (1932)  

sin dudas el pintor colombiano más conocido de hoy. Basándose en la constante simple de una familia obesa a la que ha sido fiel a través de los años y en una inagotable y vertiginosa cantera de imágenes a las que llegamos por una asociación freudiana, Fernando Botero explora el mundo intimista de la nostalgia. Una nostalgia insuflada y exaltada por la rica imaginación del artista.

Las imágenes de Fernando Botero se regodean entre el dolor y el placer y a veces nos conducen de vuelta a una percepción infantil  del mundo. Soldados, generales, esposos, damas desnudas y jinetes cuyo tejido adiposo es posible sentirlo transpirar a través de las gasas y los lienzos que recubren las carnosidades, son observados con el ojo asombrado de un niño. Pero se trata de una pintura madura, de sello propio, que enfatiza adrede la relación entre lo ingenuo y lo ridículo.

La ironía, la virtud o la parodia se asoman a ese mundo, visto siempre por  los ojos de un niño que exagera y magnifica  las proporciones sin olvidar detalles minuciosos que alcanzan a ratos categoría de signo. . 

FERNANDO UREÑA RIB

Fernando Botero critica el arte contemporáneo

Fernando Botero y Fernando Ureña Rib, en Pietrasanta, Italia

FERNANDO BOTERO Y FERNANDO UREÑA RIB EN PIETRASANTA, VERANO, ITALIA 2003


El artista colombiano Fernando Botero afirmó hoy en Bogotá que el arte contemporáneo "es infinitamente pobre" y pasa por una lamentable "decadencia profunda".

La creación artística de finales del siglo pasado y de comienzos del actual "no tiene ni la capacidad de sobrevivir, porque es un arte efímero, intelectual y físicamente", sostuvo Botero, que atribuyó la crisis a una "tremenda confusión" de ese quehacer.

El arte siempre dio placer y fue testigo de la historia, advirtió el famoso pintor y escultor, para explicar que en los decenios recientes se transformó en el "arte de escandalizar, en el arte de lo efímero, el arte mal hecho".

A diferencia del final de los siglos XVIII ó XIX, que dejaron como herencia la obra de grandes artistas y escuelas, la última parte del XX "fue lamentable", continuó Botero al ofrecer a los periodistas su opinión sobre el arte actual.

"Es maravilloso saber que en la prehistoria, en el período griego, en el grande período del arte egipcio, los objetos de arte que se crearon son testigos de la civilización", explicó luego, para subrayar que "el arte fue hecho siempre para exaltar al hombre, fue un arte que mostraba al hombre en su momento más digno".

Según el más famoso artista plástico colombiano de todos los tiempos, "hoy en día no se puede hablar de eso, porque es un arte que se degrada a sí mismo".

"Dentro de cincuenta años no habrá nada de lo que se hace hoy en día, porque es un arte efímero (...), hecho con la mentalidad de escandalizar", continuó, y subrayó que "la indignidad de lo que se presenta hoy en día en el arte es escandalosa".

Por ello, añadió el artista, "pienso que el arte contemporáneo tiene una decadencia profunda, y lo digo donde puedo porque, en estas cosas, hay que hablar claro y uno no puede si no ser fiel a uno mismo si uno quiere orientarse dentro del caos o dentro del laberinto tremendo que es el arte".

"Estoy en desacuerdo con todo lo que se hace hoy en día", puntualizó Botero, que mañana, martes, inaugurará en el Museo Nacional de Colombia una muestra de cincuenta obras de su más reciente producción sobre la violencia colombiana.

Son 27 dibujos y 23 óleos que él donó a ese centro cultural con sede en Bogotá y que estarán expuestos allí hasta el próximo 11 de junio, cuando empezarán un itinerario por otras ciudades del país, entre ellas Medellín, Bucaramanga e Ibagué.

"No es una exposición política; yo estoy en contra de la violencia", advirtió Botero, de 72 años, 48 de los cuales ha vivido en el exterior, y que explicó la serie sobre la violencia en su país como un testimonio que ofrecerá mientras siga ese fenómeno

AGENCIA EFE

Ficha del Museo

FERNANDO BOTERO (1932)

Fernando Botero, pintor colombiano, . Nació en 1932 y comenzó su trabajo como ilustrador. En 1950, parte a Europa, en donde asiste la Academia de San Fernando en Madrid, y estudia a Velásquez y  Goya, copiando sus obras en el Museo del Prado  y estudiando luego los maestros de Florencia.

Vivió en  México en 1956-57 y la experiencia del Muralismo mexicano ejerce  una influencia perceptible en su carrera  pictórica.

En su propio trabajo, Botero introdujo las formas infladas, soplando hasta figuras humanas exageradas de un tamaño, características naturales, y objetos de todas las clases, celebrando la vida dentro de ellas mientras que de imitación su papel en el mundo. Él combinó lo regional con lo universal, refiriéndose constantemente a su Colombia nativa y también creando las parodias elaboradas de obras de arte a partir del pasado - si Dürer, Bonnard, Velázquez o David. No sin humor, los símbolos de la energía y la autoridad por todas partes - los presidentes, los soldados y los sacerdotes - todavía se apuntan en sus ataques contra una sociedad infantil en su comportamiento.

 

Fernando Botero à Québec

Régis Tremblay

Le Soleil


Gros, les corps à la Botero? Mais elles sont sans poids, ces formes épanouies et pourtant minces comme les toiles sur lesquelles elles sont peintes! Lourdes, ces femmes statuesques? Mais leurs chairs fermes ont l'élan puissant que leur donne leur formidable tonus!

Décrire l'art de Fernando Botero en parlant de l'énormité de ses sujets serait un peu... gros. Car ces formes généreuses ne témoignent que de la légèreté du pinceau et de l'agilité du couteau qui ont donné vie à ces rondeurs, qui ont spiritualisé ces masses en les transposant sur la toile ou dans le métal. Botero, ce n'est pas gros, c'est grand.

Grande est la renommée de Botero, le peintre vivant le plus célèbre du monde. Grande est sa cote sur les marchés de l'art. Grand sera le retentissement de L'univers baroque de Fernando Botero, la première rétrospective muséale à être présentée en Amérique du Nord depuis 33 ans. Avant même huit villes américaines, c'est Québec qui est le premier point de chute de cette exposition, présentée au Musée national des beaux-arts du Québec, jusqu'au 22 avril 2007.



 

FERNANDO UREÑA RIB

CUENTOS

LA INICIACIÓN

CELAJES

MALENANORADA

EL NAHUAL

PULPO A LA GALLEGA

LA PORTEÑA

LA TOSCANA

LA PUTANA DE PERPIGNAN

LA TORRE VIGILADA

LA SOLUCIÓN EN EL OMBLIGO

LA VENUS DE TABOGA

LA SALAMANDRA

VIENTOS DEL NORTE

LA VINDICACIÓN DE OMAR

EL ABRAZO

DEL LIBRO FÁBULAS URBANAS

OBRA PICTÓRICA

ABSTRACCIONES

AMAZONAS

CRISÁLIDAS

DIBUJOS

FIGURACIONES

FORTUNA

ONÍRICA

LÚDICA

ORÁCULOS

DADORAS

NINFAS

OCEÁNICA

ORGÁNICA

DEL LIBRO DECIR LA PIEL

BIOGRAFÍA

 

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

 

Guestboo libro de visitas

CONTACT INFORMATION

  

 

Revisado: January 10, 2009
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED

  Privacy Policy | Terms of use | Help | Contact Us | Report Abuse
© Latin Art Museum 2006. Design and developed by comuniQue.  
Running on comuniQue web hosting