DIBUJANTES DOMINICANOS

EL DIBUJO DE

FERNANDO UREÑA RIB

LEÓN DAVID

 

 

 

El mundo al que nos asoma Ureña Rib n sus dibujos resulta (fecunda paradoja) extraño pero al mismo tiempo conocido.  La ausencia de fuertes contrastes, de ángulos violentos, de agresivas rectas nos traslada a un ámbito de vaguedad y ligereza netamente femenino. Aquellas imágenes parece que flotaran, que estuvieran suspendidas en la frágil burbuja de un sueño o sobre la piel estremecida de una fugaz visión.

 

EL DIBUJO DE UREÑA RIB

Fernando Ureña Rib expuso recientemente una serie de dibujos sobre papel, obras de exquisita factura y de pequeño formato en torno a las cuales -cosa de no perder la costumbre- importunaré al lector con algunos precipitados comentarios.

Caracterízanse, las plumillas allí presentadas, por su dedicada elaboración y su indudable poder evocativo. Traba el artista unas figuraciones de gran originalidad que -exceptuando uno que otro rostro femenino y ciertas presencias pisciformes- podríamos situar en la frontera misma de la abstracción.  De neta raigambre orgánica, tienden las imágenes a plasmar un universo en el que las formas vegetales se insinúan apenas, dando origen a voluptuosas construcciones en las que predominan carnosidades, óvalos, curvas y redondeces. Juega el pintor con la línea creando armoniosas volutas que, aunque nos incitan a las más diversas lecturas, no dejan nunca de remitirnos a una transparente dimensión de acuáticas apetencias y húmedos aposentos cristalinos.

El mundo al que nos asoma Ureña Rib n sus dibujos resulta (fecunda paradoja) extraño pero al mismo tiempo conocido.  La ausencia de fuertes contrastes, de ángulos violentos, de agresivas rectas nos traslada a un ámbito de vaguedad y ligereza netamente femenino. Aquellas imágenes parece que flotaran, que estuvieran suspendidas en la frágil burbuja de un sueño o sobre la piel estremecida de una fugaz visión.

Y brota el misterio de las composiciones para envolvernos en sus taimados brazos lujuriosos...Dibujos en los que la intuición y la corazonada nos hablan en idioma espontáneo del sentimiento y que por ese motivo nos seducen sin que podamos a ciencia cierta precisar en qué consiste su irresistible poder de persuasión.

 

León David. El Siglo, Santo Domingo

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory          
Privacy Policy | Terms of use | Help | Contact Us | Report Abuse
© Latin Art Museum 2006. Design and developed by comuniQue.  
 free hit counter