ARTE ARGENTINO

 

INSACIABLE, IMPREDECIBLE, INESPERADO

PEREZ CELIS

MARIANNE DE TOLENTINO

 

 

 

 
 


Pérez Celis, Insaciable, Impredecible y Esperado

"Trabajando se aprende, pintando se es pintor."
Vincent Van Gogh

Redescubrir la pintura de Pérez Celis nos ha permitido volver a disfrutar lo que había escrito el inolvidable crítico de arte, Gaston Diehl, autor -en nuestra opinión- del mejor comentario que se redactó acerca de ese gran artista, tan argentino como ciudadano del mundo. Entre muchos aciertos, el intelectual francés expresó: "Pérez Celis permanece fiel a su línea de conducta, repugna en vincularse a tal o cual movimiento contemporáneo o simplemente en aparentar que se le acerca." Era en el 1981, y esa afirmación, expresada por un admirador incondicional, queda hoy tan válida como hace un cuarto de siglo.

Pérez Celis recorrió el planeta, visitó centenares de museos, ferias y galerías, e instaló talleres en el viejo y el nuevo mundo. El expuso una cantidad prácticamente incontable de veces, si incluimos a las colectivas que él prestigió, y su temperamento no ha cambiado. El pintor, igualmente escultor impresionante, funde y multiplica las tendencias estéticas, hoy como ayer, pero conserva una total independencia. Desconoce las imitaciones y hasta las apropiaciones recreadoras. Así mismo los límites, sean estos de formas, de formatos o de escuelas, no le conciernen.

Ese maestro de Buenos Aires propone naturalmente otros sistemas constructivos a nuestras ansias de descubrir. Simultáneamente él será capaz de reinterpretarse, agregando o modificando elementos, aunque la solidez en la arquitectura del cuadro es una constante. Los impactantes "Coconut shells" lo demuestran, con una estructura central, a la vez implantada y flotante. Serie similar en la composición y metamórfica por el color, se presta para una lectura ampliada y abierta, susceptible de asociar hasta la anatomía humana.

Su léxico plástico dista mucho de haberse agotado, y podemos esperar cualquier nueva modalidad visual de su pasión y creatividad. Ahora bien, preferimos no hablar de sorpresa pues, en la personalidad de Pérez Celis, existen una coherencia evolutiva y una articulación entre las sucesivas etapas de su producción. Sencillamente, estamos a la expectativa ante las últimas revelaciones de un trabajo encarnizado y una inspiración insaciable. Sabemos que el maestro vive el acto de pintar como la verdadera actividad existencial, que transcribiríamos sintéticamente en tres palabras: duración, totalidad, absoluto.

Si la geometría y el constructivismo predominan en su obra al filo de los años, si correctamente le consideran un "maestro de lo abstracto" (Barbara K. O'Keefe, directora del Museo de Arte de Coral Springs), Pérez Celis no rechaza los vínculos con lo real observado… Es capaz -¿a modo de juego?- de autorretratarse, aliando el realismo lineal y el fauvismo cromático. No obstante, su eslabonamiento con la realidad concierne más a los espacios siderales, al través de una suerte de mapas celestiales y de encuentros con dimensiones ignotas. Dejemos flotar nuestra imaginación por los "Viajes" -astrales y a los puntos cardinales- de ese cosmonauta pictórico. Vislumbramos entonces que partículas, átomos, estrellas, planetas surgen y se organizan, culminando en unidades compositivas. Materia y energías coinciden. ¡Solamente el arte rivaliza con las inmensas posibilidades de la ciencia!

En ciertos lienzos de Pérez Celis cabría discernir un neo-expresionismo gráfico (¡que él adopta circunstancial y espontáneamente, sin afiliación!), con el dramatismo de perspectivas inventadas, de efusiones luminosas y de planos coloreados, porque la forma y aun la línea están presentes a modo de un requisito temperamental. Sin embargo, el lirismo -subyacente o directo- aporta, sin contradicción, una impronta emocional y esto en la mayoría de las obras. Así la pintura "Rinascita", especie de "big-bang" alegórico, explosiva, irradiante, contrastada, se vuelve de repente imagen cuasi informalista. Estallido de luz, sombra y color, como en estado de formación, se va estructurando al compás de la contemplación y provoca un estremecimiento incontenible…

Consideramos necesario enfatizar que la abstracción, dominando en Pérez Celis, no se fundamenta en opciones formales, mas, derrumbando las barreras de una representación objetiva, corresponde a un sentido omnipresente de la universalidad. Para él constituye la vía idónea, no sólo para múltiples incursiones estéticas sino para la trascripción plástica de inquietudes y cuestionamientos intelectuales, ¡hasta el punto de que el analista debe cuidarse de disquisiciones metafísicas! En nuestra opinión lo no-figurativo es la expresión sobresaliente y de infinitas variaciones, en una trayectoria de 50 años de búsquedas. Además, suscita la participación irresistible de un espectador, seducido por forma, color y luminosidad. Pero… respetamos la necesidad interior del artista, cuando él integra las incursiones de la figuración a sus espacios abiertos.

Entre los valores que regían la pintura de Pérez Celis, Gaston Dielhl citaba la veneración de los astros, la permanencia de lo sagrado, la universalidad de la pampa. No cabe duda, Diehl fue un crítico visionario de la obra -a la que él calificaba como "fastuosas evocaciones" de lo terrenal y lo celestial- y esas propuestas perduran hoy en día, avanzando todavía más hacia lo universal y lo infinito.

Observamos que Pérez Celis no ha abandonado su obsesión por los astros; por el contrario, la ha intensificado y continúa su itinerario imaginario, más allá del sistema solar hacia otras galaxias y lo totalmente desconocido. Sentimos esa exploración como una búsqueda de lo absoluto, traducida por la luz, sus centelleos y sus estelas fosforescentes, ¡hasta la noche se vuelve luminosa en la paleta y su sutileza tonal! Un innegable misticismo ha envuelto siempre las cosmogonías del artista, es una huella sobrenatural totalizante, que prescinde de cualquier credo dogmático y sacraliza cualquier parcela del territorio pictórico.

Las superficies de los cuadros son vastas, a la medida pues del paisaje de origen y sobre todo metáforas de las dimensiones ilimitadas del Cosmos. Una manera tal vez de evocar el refugio del futuro, ya que la suerte amenazada de la Tierra preocupa también a Pérez Celis. Por cierto, la gravedad no existe en este discurso formal y cromático y el movimiento de la mirada se desplaza discrecionalmente de abajo hacia arriba, de la izquierda a la derecha, y viceversa. El espacio no conoce fronteras y la obra se prolonga más allá de los límites del lienzo…

Pérez Celis, gran amigo de nuestro medio artístico, ha expuesto ya en la República Dominicana. En ocasión del homenaje a la República Argentina como país invitado de honor de la IX Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, su visita y la presentación de sus pinturas recientes en el Museo de Arte Moderno significan algo muy especial y un acontecimiento.

Marianne de Tolentino
Miembro del Consejo de Administración
de la Asociación Internacional de Críticos de Arte

 

 

 

Pérez Celis nació en Buenos Aires en 1939.

Ha tenido numerosas exhibiciones individuales y colectivas en varias partes del mundo, (Latino América, USA, Canadá, Europa y Japón).

Sus trabajos pueden ser admirados en importantes colecciones privadas en Museos Nacionales e Internacionales y galerías, (Museo de Arte Moderno de Bs. As., Nueva York, etc.). Ha sido galardonado con la Orden del Sol en grado de Comendador por el gobierno peruano (Belaunde Terry).

Ha realizado varias obras públicas, tales como murales y esculturas en la Universidad de Morón, Universidad de Belgrano, Mercedes Benz (Japón), estadio de Boca Juniors en Bs. As., Patio de Madera (Rosario) y el Edificio Fortabat. Todos estos trabajos expresan su estética multifacética. Pérez Celis ha dado conferencias en escuelas, instituciones y universidades en todo el continente, asi como también en Europa y Asia.

Hay numerosas publicaciones sobre su trabajo en diferentes idiomas en América, Europa y Japón. Existen diversos libros publicados sobre su obra, escritos por Gastón Diehl, Rafael Squirru, Ted Castle, Peter Frank y otros. Más recientemente, Pérez Celis ilustró la obra "Leaves of Grass" de Walt Whitman, traducida por Jorge Luis Borges y publicada por Juárez Editor.

Ha obtenido premios y distinciones; entre ellos, el Premio del Jurado de Montecarlo, y el premio a la trayectoria de A.D.D. y D en Buenos Aires. Como trabajos participativos con niños y el público, las Mega Exposiciones llevadas a cabo en la Biblioteca Nacional en 1994 y en el Palais de Glace en 2000, superaron todas las expectativas de concurrencia.

La editorial Planeta publicó en el año 1999, "Pérez Celis, Pinturas, Murales, Esculturas" por Susan C. Larsen y Renato Rita.

El artista ha vivido y trabajado en Buenos Aires, Montevideo, Lima, Caracas, París, Nueva York. En la actualidad reparte su tiempo entre Miami y Buenos Aires.
 

 

 

PEREZ CELIS

2003

Arte BA , Jacques Martínez Arte Contemporáneo Gallery, Buenos Aires, Argentina
Coral Springs Museum of Art, Mayo hasta Agosto,Florida, USA
Art Miami, Jacques Martínez Arte Contemporáneo Gallery, Miami, USA
Homenaje a Van Gogh, Zurbaran Gallery , Buenos Aires , Argentina
Artspace/Virginia Miller Galleries « Maestros Latinoamericanos de hoy y mañana"
Miami, USA


2002

Arte BA, Jacques Martínez Arte Contemporáneo Gallery Buenos Aires , Argentina
Praxis Internacional, Miami, Florida, USA
"On the Cross Roads Art of Mercosur" ,Arts Magna,Miami , USA
Argentina 2002 ,Broward County Libraries , Fort Lauderdale, USA
"Valores" Zurbaran Gallery, Buenos Aires, Argentina


2001


"OffitBank", Miami, Florida, USA.
"A tribute of Borges and Whitman", Miami-Dade Public Library Miami, Florida, USA.
"Arte BA", Buenos Aires Argentina.


2000


"Pérez Celis Pinta el Milenio", RevistA Nueva. La Voz del Interior, Córdoba, Argentina.
"Tribute to Iris", Elaine Baker Gallery, Boca Ratón, Florida, USA.
"Actor's Playhouse", Coral Gables, Florida, USA.


1999


"Entre Dos Cielos", Galería Arteconsult y Museo de Arte Contemporáneo, Panamá.
1998
Anita Shapolsky Gallery, SOHO, New York, USA.
"Arte BA", Buenos Aires Argentina.
Museo de la Universidad de Tucumán, Tucumán, Argentina.
Centro Cultural Recoleta, Sala Fortabat, Buenos Aires, Argentina.
Art Consult Gallery, Panamá.
Museo de Arte Contemporáneo, Panamá.


1997
Museo de Arte Contemporáneo de Maldonado, Uruguay.
Galería Rubbers, Buenos Aires, Argentina.
1996
Centro de Arquitectos, Provincia de Buenos Aires, Argentina.


 


 


 

 

 

 

 

 

Ureña Rib has seen his work exhibited around the World and holds a prominent position on the Art scene in his own country, but he admits to be particularly drawn to Montreal, which he visits annually. Renting a studio in the downtown Belgo Building, he immerses himself enthusiastically in the creative and diverse atmosphere of Montreal producing here his works.

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

 

CONTACT INFORMATION

Orgánica

UREÑA RIB

Pintura Orgánica de Fernando Ureña Rib

PINTURAS Y ESCULTURAS RECIENTES

19 DE NOVIEMBRE 2009 - 7 DE ENERO 2010

PALACIO DE BELLAS ARTES, AVENIDA MÁXIMO GÓMEZ

SANTO DOMINGO,  REPÚBLICA DOMINICANA

 

 

Revisado: October 25, 2010
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED

 

Orfica

  

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory

free hit counter