Pintura Orgánica de Fernando Ureña Rib  

ABELARDO VICIOSO

ANDRÉS BELLO

AMADO NERVO

ANDRES L. MATEO

ANTONIO FERNÁNDEZ SPENCER

AVELINO STANLEY

BÉLGICA RODRÍGUEZ

CARLOS FUENTES

ENRIQUILLO SÁNCHEZ

ERNESTO SABATO

HORACIO QUIROGA

JEANNETTE MILLER

JOSÉ ALCÁNTARA ALMÁNZAR

JOSÉ MÁRMOL

JOSÉ RAFAEL LANTIGUA

JUAN BOSCH

JUAN JOSÉ ARREOLA

JUAN RULFO

JULIA ÁLVAREZ

JULIO CORTÁZAR

FEDERICO HENRÍQUEZ GRATEREAUX

FERNANDO UREÑA RIB

FERNANDO VALERIO HOLGUIN

FRANKLIN MIESES BURGOS

GABRIEL GARCIA MARQUEZ

LEOPOLDO LUGONES

MARIO BENEDETTI

MARIO MONTEFORTE

MARCIO VELOZ MAGGIOLO

MANUEL DEL CABRAL

MANUEL RUEDA

MARÍA UGARTE

MARIO MONTEFORTE

MARIO VARGAS LLOSA

MARTA TRABA

MÁXIMO AVILÉS BLONDA

OCTAVIO PAZ

PABLO NERUDA

PEDRO HERNRÍQUEZ UREÑA

PEDRO GRANADOS

PEDRO MIR

PEDRO PEIX

HILMA CONTRERAS

RITA INDIANA HERNÁNDEZ

SALOME UREÑA

SERGIO PITOL

TONY RAFUL 

 

UREÑA RIB

OBRA PICTÓRICA

 

 

 

 

 

 

CUENTOS

 

LIBROS DE UREÑA RIB

 
 
LA BIENAL NACIONAL, LA BIENAL DE VENECIA, ARTE INTERNACIONAL BIENAL DEL CAIRO CONCURSOS DE ARTE
 

CONCURSO ANUAL DE ARTE

EDUARDO LEÓN JIMÉNES

FERNANDO UREÑA RIB

 

 

Las formas organicas, orficas, de fernando ureña rib nos refieren al paisaje interior del artista, a un viaje al reino de la imaginacion

 

 

CONCURSO ANUAL DE ARTE

EDUARDO LEÓN JIMÉNES

 

 

Hay un problema fundamental, en el carácter mismo de los concursos de arte, que debe ser analizado por patrocinadores, artistas, críticos y curadores.  Ese problema es filosófico y estético y tiene que ver con la representación a través del arte (en el tiempo, en el espacio, en la materia) de las formas abstractas o conceptuales propias de la razón y del lenguaje que habitan la mente del artista. 

Schopenhauer afirmaba que “aunque los conceptos difieren totalmente de las representaciones intuitivas, estos tienen con ellas una relación necesaria, sin la cual no existirían”.  Sin embargo, a diferencia de la ciencia, el arte permanece siempre bajo el dominio de la intuición y no en los terrenos de la razón, de la lógica, de la mecánica, de la palabra o del lenguaje.  La obra arte es la comunicación física y material de imágenes mentales.  El arte conceptual pretende negar esa realidad y sustituir con simplísimos conceptos, con frases acuñadas, lo grandioso de la expresión plástica. 

Como el llamado “arte conceptual” no puede prescindir ni del lenguaje ni de la materia, utiliza el resultado de tecnologías, como manifestación válida del espíritu humano de hoy.  Así la obra de arte se convierte en producto.  La moda, la publicidad, el video y la fotografía son productos.  Tal como lo son los demás productos de la industria y del comercio.  Por supuesto el conocimiento y la experiencia artística del diseñador, del publicista y del fotógrafo contribuyen a mejorar visualmente la estética del producto final. 

Pero el artista verdadero no “produce” una obra de arte, sino la crea con sus propias manos.  Porque el arte no pertenece a la ciencia, a la tecnología ni a los predios de la mecánica, ni de la razón.  Pertenece a la experiencia, al imperio de los sentidos.  El artista utiliza una técnica (no necesariamente una tecnología) para transformar la materia en obra de arte y la intención es siempre tocar las emociones del espectador, moviéndole, conmoviéndole, llevándole a tomar (luego de la contemplación de la imagen) su propia opinión sobre el tema plasmado. Ni la fotografía, ni el video, ni la publicida, ni la moda, alcanzan los altos niveles de goce estético que derivamos de las artes plásticas.

La diferencia es (volvemos a Schopenhauer), que “la obra de arte es única e irrepetible”.  Ahí radica su esencia y particularidad.  Se puede copiar, pero no repetir.  Hoy no hay nada más repetible ni más "exactamente repetible" que la tecnología digital. La fotografía y el video no pertenecen a las artes plásticas, aunque ciertamente se incluyan en ellos elementos estéticos tomados de la plástica (el claroscuro, brillo, contraste, perspectiva, etc.,). No me opongo a esas expresiones. Las considero válidas y necesarias. Pero como pertenecen a otra categoría (artes visuales) deben ser juzgados y ponderados de forma separada, de acuerdo a otras reglas, a otros cánones.  

La ciencia y la tecnología contribuyen,  indudablemente, a la difusión del arte.  Podemos escuchar con deleite una reproducción digital de Las cuatro estaciones de Vivaldi, pero nada es comparable a estar ahí, en el teatro, cuando la orquesta la ejecuta. Esa experiencia es única y no volverá a ocurrir nunca más, aunque volvamos mil veces al teatro a escuchar la misma pieza y a la misma orquesta.

Ningún jurado (de selección, de premiación)  podrá jamás suprimir ni amordazar la expresión de los artistas plásticos.  Porque mirar el arte es mirarnos a nosotros mismos.  Mientras más y mejor lo conocemos, mejor comprendemos nuestra esencia y circunstancia.  El arte permite desempeñarnos con una mayor creatividad y libertad, en cualquier área. Por eso debemos abrirnos a las múltiples expresiones de las artes plásticas, ya que ayudan a consolidar nuestra identidad, a conocernos como individuos y como seres sociales, con aspectos compartidos dentro de un núcleo o contexto económico, social, cultural, político.

Tratar de eliminar el arte de la pintura o de la escultura es comparable a tratar de eliminar la música o la poesía. Las artes plásticas siguen renovándose de manera viva y pujante en República Dominicana y en todo el mundo. El arte de la pintura en particular y las artes plásticas en general tienden a ser negadas, eliminadas, o sustituidas, por curadores de museos, de bienales y de concursos. En su lugar se coloca la fotografía, el video, y el arte manipulado digitalmente con ordenadores. Esa tendencia fue favorecida nueva vez por los jurados del XX Concurso de E. León Jimenes, y es una pena, porque el concurso se ha convertido, en los últimos años, no en un concurso de arte, sino de fotografía.

 

 

CONCURSO DE PINTURA

 

Tendrá 3,000 euros para los ganadores
Miércoles 19 de mayo del 2004 actualizado a las 1:04 AM



Con el lema “una mirada, una eternidad”, la Fundación Jorge Alió y la Fundación Centro Láser convocaron hoy al “I Certamen Nacional de Pintura Miradas 2004”, dirigido a todos los artistas dominicanos o extranjeros residentes en el país, el cual tendrá una dotación global de tres mil euros.

El doctor Juan Francisco Batlle, director de la Fundación Centro Láser y organizador de la premiación, informó que las obras “deberán versar sobre cualquier aspecto que evoque la visión en todas sus manifestaciones, en las modalidades de pintura al óleo, acuarela, técnica mixta, acrílico y mural cerámico”.

A su vez, el profesor Jorge Alió explicó que las dos fundaciones escogieron el arte como forma de alcanzar la sensibilidad de la sociedad para estimular su apoyo a los problemas de la visión y la prevención de la ceguera, dado que “el arte es la más elevada manifestación de nuestro desarrollo cultural”.

Las obras presentadas deberán ser originales, que no hayan participado en otros certámenes, lo que será establecido mediante una declaración jurada, indicó Batlle. En tanto, la señora Mari Loly de Severino será la presidenta del jurado.

La preinscripción es totalmente gratuita y obligatoria. Las obras deberán ser remitidas o entregadas personalmente entre los días primero y 15 de junio de 2004, ambos inclusive, en horario de ocho de la mañana a cinco de la tarde, en días laborables.

Las obras deben ser depositadas en la Fundación Jorge Alió/Fundación Centro Láser, calle Fantino Falco No. 5, ensanche Naco. Los interesados pueden llamar al teléfono 809 549-7711, con atención a la señora Nancy Contreras.

 

 


 

 

 

 

 

 
 
© Latin Art Museum 2006