UREÑA RIB

OBRA PICTÓRICA

 

 

Pintura Orgánica de Fernando Ureña Rib

 

 

CUENTOS

 

LIBROS DE UREÑA RIB

 
 

Fernando Ureña Rib

OBRA PICTÓRICA

ABSTRACCIONES

AMAZONAS

CRISÁLIDAS

DADORAS

DESNUDOS

DIBUJOS

FIGURACIONES

FORTUNA

ONÍRICA

ÓRFICA

LÚDICA

ORÁCULOS

NINFAS

OCEÁNICA

ORGÁNICA

 

CUENTOS

LA INICIACIÓN

CELAJES

MALENANORADA

EL NAHUAL

PULPO A LA GALLEGA

LA PORTEÑA

LA TOSCANA

LA PUTANA DE PERPIGNAN

LA TORRE VIGILADA

LA SOLUCIÓN EN EL OMBLIGO

LA VENUS DE TABOGA

LA SALAMANDRA

VIENTOS DEL NORTE

LA VINDICACIÓN DE OMAR

EL ABRAZO

 


 
 
ARTE DOMINICANO

 

Ramón Oviedo

EL LEGADO Y EL RECORRIDO

SARAH HERMANN
CURADORA CENTRO LEÓN

 

RAMON OVIEDO, EL LEGADO Y EL RECORRIDO

RAMON OVIEDO, EL LEGADO Y EL RECORRIDO

El reconocimiento del papel del artista como propiciador y generador de transformaciones estéticas, formales, sociales e ideológicas nos lleva a replantearnos el rol del mismo en la sociedad contemporánea. Como artista, activista y creador en general Ramón Oviedo ocupa un sitial preeminente y permanente en la historia dominicana.

Desde sus trascendentales trabajos de los sesenta cuando junto a sus contemporáneos no solo anunciaba y propiciaba un cambio político sino que planteaba una transferencia de posibilidades estéticas al plano de lo social, hasta las más intrincadas y recientes búsquedas interiores y reconocimientos individuales, Oviedo se ha constituido en un transformador. Un transformador de su propia obra, la que más allá de sus necesidades intrínsecas de afirmación y contestación sistemáticas confronta de modo muy peculiar el contexto social donde se desarrolla.

Cada lienzo, papel o serie es un cuestionamiento de una situación en general o específica, de cómo Oviedo, el individuo interactua con su entorno, con su contexto histórico y social.


Ramon Oviedo cuenta con un corpus de trabajo que cumple ciclos naturales, cada serie, o período, si nos circunscribimos a lo cronológico para definirlos, es un periplo que parte del anterior y se cierra en el próximo y vuelve a empezar de nuevo diferente, reorientado, redefinido.

Este artista no reprime sus instintos ni atempera las disgresiones estéticas y conceptuales a las que voluntariamente se somete, y las que le son necesarias para poder crear. Su vocabulario visual, enriquecido con el léxico de cada una de sus etapas, nos llega como liturgia catártica con referentes simbólicos renovados y poderosos.
Alude a los movimientos temporales, espaciales, al transcurso del tiempo, a la evolución del hombre artista, la estructura interna de las cosas.


Tal vez una de las metáforas fundamentales y más impactantes que su trabajo nos proporciona en la actualidad sean las relaciones y vínculos entre los tiempos. Esta presentación del palimpsesto temporal, de la coexistencia de tiempos en que vivimos inmersos. Con su obra entramos en contacto con un manejo diferente de las manecillas del reloj y del calendario, a veces a la velocidad de la luz y otras deliciosamente lenta.

La actitud poética de Oviedo en su acercamiento a la realidad nos acerca sin ambages a la idea de la memoria, la memoria individual de quien transforma el espacio colectivo.


Al margen de las referencias sintácticas, su obra evoca un estado de gracia, un peso específico que otorga solo la maestría, la coherencia ideologica y estética y la constante necesidad de cambio.

El Museo de Arte Moderno de la República Dominicana en su labor de promoción y difusión de los más altos valores de la plástica nacional se honra al presentar en sus salones la obra de Ramón Oviedo. Igualmente nos sentimos agradecidos por este legado trascendente y imperecedero que son su obra y su condición de creador.

SARA HERMANN-SZABO
Directora
Museo de Arte Moderno
Octubre 2000




 

SARA HERMANN-SZABO
Directora
Museo de Arte Moderno
Octubre 2000


 

 

Ramón Oviedo es un pintor constructivo, ordenado, sin una forma sin pensar, sin una pincelada irreflexiva, crea sin esfuerzo, con naturalidad, pero conscientemente. Es uno de nuestros pintores jóvenes que sabe lo que hacer y por qué lo hace. A raíz de su primera

Exposición individual –Galería Andre's – febrero dijimos que Oviedo es, ante todo un artista fiel a su vocación que se ha ido integrando a sí mismo con seguridad, convirtiéndose en una evidencia más de que el pintor que se entrega sin resistencia a ña exigencia espiritual de su propia obra triunfa más fácilmente y con seguridad.

El tiempo transcurrido desde aquella primera muestra nos revela –por la continuidad de su posición inicial- la certeza del artista al emprender su camino y la seguridad con que lo ha seguido, simplificando aún mas sus medios de expresión y expresándose siempre a sí mismo en una pintura en la que establece un significativo equilibrio entre lo antiguo y lo actual, pero situada en su tiempo y en su medio.

Se trata, como dijimos entonces, de una obra humana que no pretende –rehuyendo así uno de los más graves peligros que amenazan al artista- convencernos de nada a pesar de su sustanciación ambiental. Sino de hacernos participar del propio sentimiento del pintor o, lo que es igual, transferirnos la emoción íntima con que ha sido concebida y realizada.



Manuel Valldeperes
PERIÓDICO EL CARIBE

 

 

FERNANDO URENA RIB

ART STUDIO

 

 

CONTACT INFORMATION

  

Revisado: May 26, 2013

 

 

 

Home Contact us Search for Artists profiles Latin Artists Directory

© Latin Art Museum 2006
free hit counter